El símbolo de Asturias, veinte años de olvido

  • La Cruz de la Victoria de la Laboral, desmontada en 1998, está troceada en un aula del centro

  • La obra de José Espinós, encargada por Luis Moya, presidió durante decenios la fachada de la iglesia hasta que fue retirada por motivos de seguridad

  • ANDRÉS PRESEDO "EL Comercio"
  • Gijón, 7 de Mayo de 2017 
  • En pedazos. Así es como se 'conserva' en un aula de la zona Sur de la Universidad Laboral lo que queda de la Cruz de la Victoria que en su día presidió la parte superior de la iglesia del conjunto monumental gijonés. Veinte años de abandono desde que fuera desmontada de su lugar original, por cuestiones de seguridad, han derivado en un manojo de restos que viven sus días bajo la única protección de unas sábanas, en una zona que no es de acceso restringido y, sobre todo, a la espera de que la Administración regional disponga de fondos (e intención política) para su restauración y reubicación en su lugar original. La espera viene ya de lustros. De hecho, en 1999, al año siguiente de ser desmontada ante su evidente estado de deterioro, ya se presupuestaron 30.000 euros para que recuperara su viejo esplendor. No había dinero, se dijo por entonces, y acabó almacenada en uno de los talleres de la 'Uni', el de soldadura.


Las obras en el Centro de Arte en aquel entorno volvieron a sacarla a la luz y la obra del escultor José Espinós Alonso no terminó en un contenedor de basura. Eso sí, inició un peregrinaje que vive en la actualidad su último capítulo con los pedazos de la cruz en un aula a uno de los costados de la iglesia, a no muchos metros de su lugar original, pero a una gran distancia del objetivo para el que, en su día, fue concebida y construida. De hecho, era el único símbolo de Asturias en todo el conjunto de la plaza de la Laboral. Ahora solo queda el soporte que, repleto de óxido, amenaza además desde hace tiempo con venirse abajo. La Cruz de la Victoria, entretanto, es solo un amasijo de restos sucios apilados a la espera de mejor destino.

La historia del enorme escudo de Asturias, que tiene una envergadura de 3,5 metros y pesa unos doscientos kilos, empezó a escribirse en el año 1952, cuando Luis Moya concretó el encargo a José Espinós Alonso. Fue construida ya en 1956 en bronce/latón y se compone por un círculo central y cuatro brazos con bridas de sujeción al bastidor. El frente está formado por planchas de latón y, soldados a éstos, los soportes de las cibas de vidrio colorescente. Buena parte de las mencionadas cibas se han perdido y solo queda su soporte. Otras, después de dos décadas de abandono, requerirían de un urgente tratamiento para su recuperación.
                        ___________________________________
Restaurar la Cruz de la Laboral costaría 30.000 euros
  • E. C. El Comercio Gijón 2 de Junio de 2017
  • El diputado de Foro, Pedro Leal, asegura que su abandono es «símbolo de la indiferencia de los socialistas contra nuestra cultura y patrimonio »

El diputado de Foro y portavoz en materia de Cultura, Pedro Leal, preguntó ayer al consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, en el Pleno de la Junta, sobre cómo es posible que la Cruz de la Victoria de la Universidad Laboral se encuentre abandonada en un baño de la Laboral, tal y como desveló EL COMERCIO, y cuándo va a proceder el Gobierno de Asturias a restaurarla y reubicarla en su lugar original. «La Cruz de la Victoria, tirada en un baño de la Laboral, se ha convertido en el símbolo de la indiferencia de los sucesivos gobiernos socialistas contra nuestra cultura y nuestro patrimonio», resaltó el parlamentario, quien indicó que «para actuar, reparar y restaurar» dicho símbolo «se necesitan 30.000 euros, pero el gobierno de Javier Fernández está centrado en despilfarrar en otras prioridades, entre ellas mantener la gigantesca red de museos, centros de interpretación y demás infraestructuras, algunas cayéndose, de la etapa faraónica de Areces».
«Le pido actuar, y actuar con urgencia desde su Consejería, adoptando medidas para la reparación y dignificación de la Cruz, tras casi dos décadas de abandono», le dijo Pedro Leal al consejero. «Esta situación de la Cruz de la Victoria es el paradigma del desprecio de los socialistas hacia nuestra tierra y sus símbolos, mientras se dilapidaron millones en proyectos megalómanos y adanistas que aún estamos pagando, y no se ha restaurado aún, porque los asturianos seguimos siendo víctimas del sectarismo del PSOE contra este importante símbolo asturiano, quizá porque sea una cruz, quizá porque estaba en la Universidad Laboral».
/ E


  • 1
  • 3